sábado, 14 de diciembre de 2013

Cheese Danish Cake

Qué rápido se me pasan las semanas. 
Sobre todo estos días, que he vuelto al estudio a fondo, llevaba unos días en los que me lo tomaba con más calma, ¡pero febrero está ahí ya! 

De todas formas no va a faltar receta cada miércoles por mucho que tenga que estudiar, ¡faltaría más! Me desestreso.

También me desestreso con los libros-regalo-de-cumpleaños. Sobre todo un gran libro de cocina (que es el que más pega contar aquí) llegado desde Londres.

¡Jamie's Great Britain! 

Hay tantas cosas ricas que no sabe uno por donde empezar, sobre todo (como no) los dulces. Ya irán cayendo y vosotros lo veréis.

Y ahora os dejo con la receta de hoy. 


Cheese Danish Cake

INGREDIENTES

Para el Bizcocho:                    
· 3/4 cup (96g) de harina
· 2/3 cup (135g) de azúcar
· 1/4 cup (29.5g) de cacao en polvo
· 5 tbsp (72g) de mantequilla
· 7 tbsp (105ml) de leche
· 1 huevo
· 1 tsp (5ml) de vainilla
· 1 tsp (5ml) de sal
· 1/2 tsp (2.5ml) de levadura

Para la cobertura:      
· 230g de queso cremoso
· 1/2 cup (100g) de azúcar
· 2 huevos
· 2 tsp (1 limón) de ralladura de limón
· 2 tsp (10ml) de vainilla
· 1 tsp (4g) de maicena
· 340g de frambuesas


PREPARACIÓN

Situación. Tienes antojo de tarta, pero no sabes si hacer una de queso suavecita con fruta, o mejor un bizcocho de chocolate y no pensar en nada más que en chocolate.
Situación. Entras en este fantástico y estupendo blog en busca de recetas que te inspiren y te ayuden a decidir y encuentras esta receta. Cheese Danish Cake, que aun no se por qué es danesa, pero estoy investigando, que todo lo nórdico me interesa mucho.
¿Qué tiene de especial? Supongo que si habéis leido los ingredientes habréis visto que hay dos partes, y es que esta tarta tiene dos capas. Una de tarta de queso y otra de bizcocho de chocolate. 

En resumen, es como la típica tarta de queso, pero en lugar de una base de galleta y mantequilla, tiene una base de bizcocho de chocolate (que si no se quiere chocolate, se quita el cacao y todos felices).

¡Y lo mejor es qué tienes los dos antojos cubiertos!

Para empezar hay que engrasar un molde desmontable y precalentar el horno a 180ºC.

A continuación se prepara la base de bizcocho. En un bol se mezclan la harina, el cacao la sal y la levadura. En otro, se baten el azúcar y la mantequilla (que hace dos publicaciones aprendimos que tiene que estar a temperatura ambiente) hasta que se forme una pasta homogénea. En ese momento se añaden el huevo, la vainilla y la leche. Mezclarlos bien
Cuando esté bien mezclado, se añaden los húmedos a los secos, moviendo hasta incorporar, sin pasarse,  se pasan al molde y se meten en el horno durante 22 minutos. Transcurrido este tiempo, el bizcocho no estará hecho del todo, pero hay que hacer la tarta de queso aun, así que se terminará después, no hay problema. En estos quince minutos se prepara la capa de queso, así no se pierde nada de tiempo. 

En un bol pequeño se mezclan las frambuesas con una cucharada de azúcar y la maicena.
En otro bol, algo más grande, se baten bien el queso, la ralladura y la vainilla hasta obtener una crema, a la que se añaden los huevos de uno en uno.

Transcurridos los 15 minutos desde que metimos el bizcocho en el horno, se saca del horno. Sobre el se colocan de manera homogénea las frambuesas y, sobre ellas, la mezcla del queso.

De vuelta al horno, esta vez durante 45 minutos, o hasta que el queso esté firme.

Hay que dejar enfriar bien antes de desmoldar la tarta. Después solo queda decorar con más frambuesas y ¡a comer!

Espero que os guste. ¡Feliz semana!





1 comentario:

  1. Ahí voy Gabri! A ver que tal me sale!!
    Marinuki

    ResponderEliminar